PERDER EL SUEÑO - (Julia Herrera)




A beneficio de "Alcer Soria - Lucha contra enfermedades de riñón" 2010


Me dirijo a ti. 


A ti, que me escuchas
A ti, que me sigues
A ti, que me observas.
Sí, a ti.

Quizá en algún momento de tu vida, sin saber el cómo, ni porqué perdiste el Sueño. Si fue así, o estás sucediendo, posiblemente estés desesperado y convencido de que está debajo o dentro de tu almohada. Aunque la pasees por la cama intentando acomodar en ella la cabeza para dormir, lo haces porque sigues convencido de que, lo tiene ella.

La mitología griega nos habló hace siglos de que Nix... La Noche, tuvo dos hijos:
Hipno, el sueño.
Tánato, la muerte.

Nix, vivía en un palacio que estaba perfectamente ornamentado para su vida nocturna.
Las arañas de jade negro presidían sus estancias y la hulla de sus paredes, provocaba una más profunda oscuridad la que resultaba ideal para la Noche de Nix.
Nix, siempre vestía su traje de Noches. La visitaban las sombras, las que nos asaltan en la oscuridad de los Sueños de aquellos sueños perdidos, tan perdidos, como los niños perdidos de Nunca Jamás.

Nix...

La Noche de tus sueños,
atenta a tu sueño está
hasta que penetre en tus sábanas
y con él La Noche...
puedas pasar!

Su Palacio?, era una oscura cueva

en ella, nunca brilló el Sol
porque La Noche y La Luna
duermen en la misma habitación.
No había columnas en su salón de recepciones,
Nix, siempre ofrecía audiencia
a los habitantes del país de los Días,
cuando le reclamaban el porqué?
habían perdido a su Sueño
en la oscura noche de sus noches.

Como Gran Dama que es,

escuchaba con atención,
los motivos que las personas le exponían,
cuando pretendían justificar que fueron ellos,
los causantes de la pérdida de sueño.

Pero Nix, siempre generosa y seductora,

permitía que su hijo Hipno, el Sueño,
regresara a La Noche de sus días.

La Noche...

Tenía en Palacio..., extensos parterres de amapolas
y plantas hipnóticas,
imprescindibles compañeras que la Tierra ofrece, 
para atrapar y seducir a Hipno,
cuando la soberbia de las personas, la más altiva de sus facetas morales
- se atreve - a deshacerse del Sueño

Los jardínes de Nix, son los más visitados del mundo, 

cuando los ciudadanos del Día
queremos reconquistar el protagonismo onírico en nuestras Noches
y de nuevo, ser generales de grandes tragedias personales,
o galanes de amorosas batallas.

Eros juguetón, se invitaba juguetón, como lo hace La Parca,

El Gran Poder de los Poderes,
la que silenciosa nos avisara de que una historia está, 
a punto de terminar.

Enemigo de Hipno y de Nix es Cronos.

Solícito, como siempre!, utiliza al gallo o al despertador,
ellos rasgarán nuestra tragedia o seducción,
aunque el Sueño aún, no nos haya dicho adiós!.

Viaje inexcusable del Sueño es,

navegar por Lete, el río del Olvido,
para que podamos acariciar a aquellos que solo nuestro sueño, 
nos permitirá visitar, si..., 
no, nos olvidamos de dormir.

Hipno en La Noche,

usará sus mejores galas para seducir a nuestro sueño.
Con sedas y vaporosos terciopelos se vestirá
para ambientar nuestra historia peculiar,
en la que nuestro querido Sueño nos vestirá
de rey o de mendigo ,
o nos dejará desvestidos, ante un desconocido Universo onírico.

Así es Nix. Así es Hipno. Así eres tú.


En la noche de tus sueños podrás descansar en mullidos almohadones y otras deidades te vendrán a saludar.


Baco te ofrecerá, un buen vino

La Parca que ocultando andará, bajo su negra capa, tu inseguridad.
Neptuno, que surgirá de las profundidades del mar, 
en donde tus emociones esconderás.
Todos ellos te vendrán a visitar cuando Hipno, Nix y... tu sueño,
decidáis juntos estar.

Qué dulce y esperado momento, cuando al meternos en la cama, abandonándonos al descanso, empezamos a dormir!
Pero..., en ocasiones y sin darnos apenas cuenta..., 
el sueño, se va!
No importa cuántas pèticiones hagamos 
a los santos ministerios del Cielos o de las Hadas, 
rogándoles que al caer en la cama, podamos descansar.

Qué dulce y sensual es recordar, cuando nos quedamos
tan profundamente dormidos
que parece que nos hayan arrancado los recuerdos.
Qué triste... cuando nos damos perfecta cuenta, de que el sueño se fue.

                                                                                 *****

Me encontré de pronto con la mirada perdida en la oscuridad de la noche en mi alcoba, sin alcanzar ni poder ver, dónde estabas, en qué rincón, tu me aguardabas?.


Oh sueño reparador!, por qué te fuiste?. Por qué te has adueñado de mi equilibrado caminar?

Perfecta tela de araña tejen mis noches, a la espera de conseguir que regreses y como presa confiada atraparte en mi almohada, de tal forma que no lo puedas resistir.

Oh dulce sueño!, que con tu arrullo creas suave melodía y permites que me balancee sobre tus alas y a otros lugares, Tu me acompañes?

- Por qué me abandonas a esta oscura suerte, donde se casan los miedos y las soledades?
Permíteme que me presente.
- Soy, yo!

Esa, que cada noche se sumerge entre tus sábanas, te llama y se desespera.

- Por qué no oyes, mi angustiada queja?

Permíteme querido sueño

Permite que me acerque a tí.
Tú, que eres amante y misterioso, enamorado y sensual, cual cicuta en mi sentir.
Tú, que eres dueño de mis días y mis noches.
Tú, que permites que fluya por tu canal de luz, que ers mágico y sabio, cuéntame...
- Por qué a mi llamada, no atiendes tu?

Permite que me presente. Soy Yo, o sea, Tú.

Dame tu licencia para que me pueda asomar, al vacío de mo noche, a tu cama, 
en la que dormíamos los dos. Para que Morfeo, Tú y Yo, podamos disfrutar de una loca noche sin fin, de la que no pueda ni quiera despertar.

Permíteme querido sueño...

Deja que tenga un feliz despertar. Que mi cuerpo se relaje, después de tu éter haber podido respirar, que este amargo cáliz con el que me has premiado, me está arrancando la vida y la paz.

Querido sueño, amante aventurero que en lugar de llegar a ti como debo, permites que cabalgue en camas desconocidas, buscando el por qué, el cuándo..., te perdí?


Dulce sueño, loco y embaucador, por qué permites que Dante, Verdi o Vivaldi?, con sus letras, flautas o violines no consigan conquistaste y traerte de nuevo a mí?


Oh, dulce sueño... qué droga trascendental me has dado que no consigo reemplazar, tu suave seducción?. En lugar de ser Tú, con tus tiernos y suaves arrullos, o con tus dulces y locos besos de pasión, seas quien consiga llevarme lejos, muy lejos, donde solos estemos Tu y Yo.

Ven a mi llamada. Regresa ya!, cómo es posible que no me puedas ver?.

Esta noche, en mi desesperada espera, llamé a Pegaso y presto vino a mí en su ávido deseo de complacer, me subió a su grupa. Nada, más parecido a Ti.


Cabalgué por valles y montañas, crucé ríos y mares celestiales, el Universo y yo, nos unimos en uno. Respiré profundo, muy profundo... mmm

La sensación era tan agradable, era casi perfecta, casi se podía saborear.

Pero Pegaso, el gran caballo alado marcó su hora de retirada y dirigiéndose a mí, exclamó!.
- Ya es hora de partir querida, hay otros como tú, y mi bella misión es estar ahí, donde el Cielo, Tú y Yo, hemos compartido esos instantes de serenidad...

- Sí, mi bello Pegaso, ha sido como un sueño. Sublime y bello Pegaso, gracias...
Ya ves querido sueño, tu ausencia me ha permitido conocerle y sentirme transportada a otra dimensión. Ha sido realmente un sueño pero... no eras Tú.

Después de noches de silencio, comprendí el por qué de tu abandono. No fuí buena compañera, no supe comprender tu mensaje,
Mi querido sueño, nadie mejor que Tú, sabe, que últimamente estuve muy turbada. Tú sabes que hondo conflicto interno me ahogó.

Sé que te desatendi, que fui egoísta pero es que no te oía, solo veía mis dudas, mis angustias, mi dolor. Solo me oía a mi.

Sí, es cierto, no alcance a comprender pero, sé rectificar y sé esperar, estoy segura de que regresarás. 
Repite tu llamada, que ahora, sí que estaré atenta.
Estaba perdida..., cansada. Te abandoné!

Querido sueño, tu personal atención requiero, desciende. Regresa, ya!
Percibo una luz, es minúscula, brilla allá, a lo lejos! Ese punto que como Orto me orienta.
Tu mensaje no estaba escrito en las estrellas, sino en mi cabeza, y ya lo entendí.
Así que...   con tu permiso...

Permíteme...
Permite que te presente, soy Yo, o sea Tú. Y voy a por ti!

Mi querido desconocido disfrutar del sueño es algo maravilloso, placentero y sensual. No use su valentía para perderlo, sea tierno, atiendalo... No le deje escapar.

Es sin duda, su otro Yo!.


******

.LA VOLUNTAD - (Julia Herrera)

Mi querido desconocido,
Me dirijo a ti, que navegas en los flujos de la confusión y de la soledad buscando la solución a ese problema o situación, que enturbia con la angustia, el sosiego de tu vida y la fuente de tus más profundas emociones.

A tí, que buscas en qué ignorado momento, te dejaste arrastrar por la corriente de mil motivos y sin razones. Y ahora, descubres que una fuerza invisible, te empuja a las profundidades de un oscuro pozo que ha nacido en tu mente e intentas salir de él, asiéndote, a una invisible cuerda que te ayude a salir a la superficie. Necesitas ver, en esa oscuridad pero las fuerzas te abandonaron, y solo quieres, descansar, dormir..., olvidar.

Puede que una dudosa luz te invite a esconderte, o a salir corriendo, a escapar, porque el miedo y la desesperación apresan tus emociones y sientes que tu equilibrio, se esfumó. Ya no sientes nada y piensas que no podrás superar, este intenso momento.
En ocasiones, la decepción adquiere tal fuerza, que se apodera de nuestra compleja estructura mental. Con aquella educación que nuestros padres nos transmitieron, de los suyos, letra a letra, con un único objetivo, conseguir la felicidad que aquella sociedad consideraba "la ideal", aunque nuestra alma no la aceptara. Lo que seguía sucediendo, ante cada nuevo acontecimiento no deseado que se asomaba a la ventana de nuestra vida, por lo que de nuevo aparecía la confusión. Así, nos veíamos obligados a descansar y reflexionar para decidir, si había que continuar con los establecido, o crear nuevos senderos.

Desarrollamos defensas para enfrentarnos a los vacíos que la vida nos ofrece, pues en ocasiones, en un insospechado impacto podemos caer en la mas profunda y terrible de las soledades, y nos escondemos en un rincón oscuro, cuando más mejor, convirtiendo el sentimiento de culpa en el protagonista de nuestra vida. Entonces renace el sentimiento de querer desaparecer, pues algo ha trastornado nuestra vida siendo la tristeza y la confusión las que nos impiden ver con claridad cuál es el camino a tomar. Si nadie aporta un poco de luz, el desconcierto se apoderará de nuestro poder y posiblemente quienes mas cerca están de nosotros, quienes más unidos a nosotros están, sufrirán las consecuencias de un comportamiento insensible, por nuestra parte.

Me dirijo a ti, que como araña tejiste una red para defenderte de los peligros que se acercaban y buscaste un lugar, donde relajar tus sentimientos, para que no se rompieran en mil pedazos al caer al vacío.
A tí, que como guerrero te vistes con una rígida armadura que desde niño utilizas para no ser lastimado, en las diferentes batallas que la vida te plantea. Pero esa fuerte protección también te impidió ver en qué momento tenías que desprenderte de lla para luchar, cuerpo a cuerpo, en el mundo de los sentimientos en busca del éxito.

Permíteme a ti, mar profundo y revuelto que vas y vienes en azarado y turbulento vaivén, mezclando tus transparentes aguas con la arena, provocando ese color oscuro y tenebroso del mar bravío..

Permíteme, soledad de soledades. Permíteme que me acerque a ti. Mi sentimiento es totalmente desinteresado y al mismo tiempo que me prestas tu atención, deseo que mis reflexiones te sirvan para que abras esa caja de Pandora que albergas en tu interior, desalojes su contenido y tus emociones vuelvan a fluir. Que puedas arrancar, esa última lágrima que quedó agazapada en tu interior, y resurjas como Ave Fénix de tus propias cenizas. De esta manera tus vivencias también me servirán a mí, las que utilizaré para enriquecer mi espíritu.
Existe una palabra corta de profundo contenido y gran valor, llamada: Voluntad.

Determinarse en algo, firmeza del alma, querer, poder, amor, amar: El libre albedrío.

Si utilizas el "libre albedrío" o "el poder de tu alma" puedes hacer que tus deseos se conviertan en realidad y tocar el Cielo con la punta de tus dedos, prque abrazarás la felicidad. Cambiará tu carácter y la actitud con tu entorno, pasando a ser en el tablero de ajedrez de tu vida el Rey, en lugar del peón. Cuando se conquistan a la vez el miedo y el odio, la voluntad queda libre y es capaz de inmenso poder. Tal es el mensaje oculto en tu alma, no dejes nunca de escucharlo. No permitas que nadie maneje tu voluntad.

En la memoria de los tiempos, existe una leyenda, en la antigua Grecia:
"Existió un hombre arduo en alcanzar la clave del poder y sus más ocultos secretos. Fue en busca de un viejo y místico sabio que habitaba en un escondido lugar. Quería, que le enseñara a conseguir ese codiciado tesoro. Al encontrar al Maestro le pidió, que le instruyera, porque ya se sentía preparado para aprender. Pero él, ignoraba la diferencia que existía entre sus deseos y el resultado de su aprendizaje!
El sabio, le llevó hasta el borde de un transparente lago, le pidió que se arrodillase y el Maestro desapareció, quedándose el hombre, solo. Miraba su imagen reflejada sobre aquel espejo natural. De la profundidad de las aguas brotó una voz que sólo escuchaban los oídos de su alma con este mensaje:
- Lo que yo puedo hacer, tú, también lo puedes.
El viejo asustado y sorprendido pero no menos curioso, atendía:
- Pide, y se te dará. Golpea y te abrirán, busca la verdad porque ella te hará libre.
Aquellas herméticas palabras contenían la llave que abriría el cofre que contenía la fortuna que él ansiaba. Se quedó pensativo, mientras hurgaba en sus pensamientos en busca de la pregunta precisa:
- De aquí a Babilonia, cuántos kilómetros habrá?
El silencio y la respuesta fueron aplastantes:
- ...diecisiete mil y un poquito más...
De nuevo el viejo se sintió interesado, mientras acariciaba su mentón y reflexionaba el contenido de aquellas palabras comprendió que aquella voz surgía de su interior por lo que colvió a preguntar...
- Puedo llegar con la luz como tren?
Una sonora y satisfactoria sonrisa confirmaba que el viejo había comprendido el mensaje..
- Vaya si puedes, y volver también...!!!

Te das cuenta?, el tesoro que el discípulo buscaba se llama voluntad, se alojaba en la sabiduría de su alma y en la profundidad de su corazón. Era un mensaje que comprender su mente.


Así que, estáte atento y centra tu atención en tu interior. Seguro que al igual que el viejo y aunque no te lo parezca estás preparado para comprender el mensaje de tu alma. Sólo tienes que hacerte la pregunta adecuada y obtendrás la respuesta perfecta, la que por supuesto, tu mente tendrá que saber comprender.
Inténtalo, atrévete y pregunta. No, no es una falacia, para saber hay que preguntar, y nadie para responder como nuestro Maestro interior. Quizá tú, también te quedes profundamente sorprendido.

Te apetece un viaje a tu interior?
Ya sabes... puedes llegar con la luz como tren...!!

.LAS ADICCIONES Y LA FAMILIA SOCIAL- (Julia Herrera)

Cuando se oye la palabra adicción la lectura mental que se hace es la de una etiqueta donde está escrito: alcohol, drogas, tabaco… pero lo que ocultamente se lee: es vicio. Tristemente no son estos, los únicos elementos que crean adicción, se tiende a despreciar que el hombre puede engancharse a diferentes fenómenos sociales como el juego, el teléfono, el ordenador, el etcétera es tan largo como disposiciones existen. Hay legalizadas diferentes dependencias, el juego, el tabaco, el alcohol…, que se consumen de forma masiva. Al igual que diferentes delitos en los que la estrategia para que el robo sea un éxito, es a base de la intimidación física o moral hacia una víctima que en muchas ocasiones no se recuperará debido a las secuelas psicológicas que le queden de la agresión, que en demasiadas ocasiones se produce para costear la adicción.
Por diferentes motivos y en ocasiones, la familia se desestructura emocionalmente y uno de sus miembros, generalmente el más sensible, tiende a automarginarse del núcleo primero con el silencio y después con la creciente falta de respeto. Los pilares emocionales de su entorno que son su mundo de protecciones ya se habrán resentido, y usará la falta de comunicación para huir físicamente de él. Para ello, buscará un grupo al que convertirá en su familia social que le aportará la seguridad que necesita y con la que establecerá diferentes vínculos. Se le aceptará y protegerá si consigue los diferentes desafíos que le impongan, y que le aportarán puntuales momentos de felicidad, aunque su equilibrio interior seguirá en detrimento. Compartirá diferentes roles con ese grupo, entre ellos podrá mantener sus adicciones pero también una desestructurada forma de vida con la consecuente pérdida de su familia natural y de su equilibrio interior. Su objetivo será conquistar en otro entorno sentimental aquella felicidad que considera perdida con su familia natural, una pérdida que sólo radica en su interior. Al enfermar su alma, perdió las fuerzas necesarias para enfrentarse a sus propios conflictos que radicaban en su propio mundo de afectos, y que por diferentes situaciones vio, como sucumbían a sus pies y, esa inseguridad, al convertirse en miedo provocó la huida. El miedo siempre incita a huir de la realidad.

Las drogas son una evasión de la realidad y hoy en día están al alcance de quien desee su consumo. El gran poder de la muerte, visita con demasiada frecuencia a los jóvenes. En estos casos la ignorancia como protagonista absoluta hace estragos y cuando se quiere poner remedio en ocasiones… el gran poder de "la dama", ya no lo permite. Es lastimoso que sólo se venda el eslogan de: lo importante es que te compres todo lo que se publicite para que no te sientas inferior en tu entorno social. Cuando lo importante es que cuanto más amor tengas de tu entorno social, más importante te sentirás. La sociedad desprecia a quien no entra en el rol de crearse una necesidad, no necesaria, como puede ser fumar tabaco o un porro. De todos es conocido lo efectos benéficos de la marihuana para ciertas dolencias, pero también se sabe que su consumo abusivo y unido al alcohol, es la puerta de entrada a otro tipo de drogas. La familia social de nuevo se convierte en protagonistas creando una nueva víctima mediante el engaño, así se establece, el vínculo.

Este tipo de consumo invitará al iniciado a que disfrute de nuevos estados mentales que le provocaran momentos de felicidad, a los que se aferrará o no dependiendo de sus necesidades emocionales. Si precisa un habitual consumo también precisará otro tipo de vida y entrará a formar parte de un entorno con otras necesidades adictivas posiblemente con drogas más fuertes. Pero el deseo de compartir y experimentar dentro de ese nuevo grupo social no le permitirán prestar atención a la información que le llega de su entorno de seguridades, de su familia natural, que le informará de los efectos negativos de cualquier substancia ya que los efectos secundarios para su cuerpo serán nocivos.

Tampoco asumirá las consecuencias que deriven de formar parte de un sector social en el que el ambicioso poder del dinero, no tiene escrúpulos ni respeto hacia la vida del adicto. Lo comprenderá más tarde cuando se sienta atrapado por la tela de araña de la adicción y si carece de recursos económicos para continuar se verá obligado a delinquir de diferentes maneras, pero sustraerá el dinero a la familia y después a la sociedad. Si no cubre sus deudas económicas será vejado y maltratado por ese entorno, entrando en contacto con su realidad interior y permitiendo posiblemente la ayuda de su familia natural para solucionar su drama emocional. En muchas ocasiones aún sabiendo que su familia le reclama para protegerle y darle los cuidados adecuados no los aceptará. El subconsciente le puede crear una alerta para que no acepte la protección de su familia, relacionándola con una realidad que vivió en el pasado. Posiblemente él creó erróneamente un código personal que le hizo creer que su familia le humilló emocionalmente y que de nuevo sucedería. Así que de nuevo, toma, la decisión de escapar convirtiéndose en la propia víctima de su degradación. Esto le sucederá en repetidas ocasiones mientras la enfermedad que le ha generado la adicción no le permitirá ver su más profunda realidad y eso será cuando algo o alguien le ayude a oír… el grito de su alma.

En muchas ocasiones la justicia le hará pagar sus deudas con la sociedad. Dependiendo de su estado emocional, el adicto podrá sentirse totalmente desamparado de su mundo de protecciones afectivas, en verse castigado viéndose privado de su libertad convenciéndose ocultamente de que lo mejor es poner fin a su existencia mediante el contagio de una enfermedad terminal.

No hay nada que sustituya al amor y al respeto. Al nacer los padres ofrecen al hijo una serie de valores que se unirán a sus jóvenes facetas personales constituyéndose así los fundamentes de su ser y quedando así formado su mundo de protecciones.

Vale la pena luchar por estos principios, para que la cadena de la evolución continúe y el ser humano aplique su valor natural para conseguir el éxito de su raza que sólo le aportará armonía y equilibrio en su ser interior.

Este escrito es una invitación a todos los jóvenes y padres que lean estas líneas, sólo la comunicación, la información y el amor harán crecer el vínculo familiar. El amor y el respeto no se pueden comprar, hay que enseñarlos… y sólo se aprende aquello que se puede ver y observar.

"Te invito a dar un paseo por el parque o por la playa, no sé quizá... en bicicleta?"

.ARBATÁN... EL CUARTO REY Y MAGO


Leyendas del norte de Europa nos cuentan la historia del cuarto Rey Mago:
...Y brilló una estrella en el cielo, indicando dónde había nacido el Niño. Los Magos decidieron llevarle sus presentes, siguiendo el camino que la estrella marcaba. Melchor vino de Persia, Baltasar llegó de la India, Gaspar viajó desde Arabia y Artabán partió de Europa; oro, incienso, mirra y piedras preciosas, ofrendas para el hijo de Dios hecho hombre. El viaje era muy largo, habría que cruzar un solsticio y un equinoccio, más todos estarían allí para el gran acontecimiento.

Pero Artabán, que se impregnaba del sufrimiento de quien le pedía ayuda, llegó a Belén el día 28 de Diciembre. Había sido espectador de la muerte y la destrucción, que marcaron profundamente su corazón, y cedió que su fortuna y las joyas que llevaba como ofrenda, serían para quienes las necesitara. Así, su gran corazón le tuvo entretenido durante años en ayudar a los desamparados. Estuvo más de treinta años intentando reunirse con Jesús, pero cada vez que estuvo a punto de encontrarle, alguien se cruzaba en su camino precisando desesperadamente su ayuda, por lo que siempre, llegó tarde. Hasta que un día supo, que Jesús estaba siendo crucificado.

Artabán, ya enfermo y moribundo, llegó a los pies de la cruz comprendiendo que su esfuerzo había sido en vano, pero en su desesperación se sintió arropado por una cálida voz que le susurró al oído:

“Tuve hambre y me diste de comer, tuve sed y me diste de beber, estuve desnudo y me vestiste, estuve enfermo y me curaste, me hicieron prisionero y me liberaste.”

Artabán, desconcertado, intentó recordar cuándo hizo todas esas cosas, y miró sus manos vacías, sin ofrendas... Parecía absurdo que después de tantos años intentando hallar a Jesús, ahora se encontraran para morir juntos. Artabán, desde el suelo, le miraba en la cruz y éste, con una voz que parecía un bálsamo para su alma le dijo:


“Creíste que todos tus esfuerzos y sacrificios fueron un obstáculo para llegar a mí, sin darte cuenta de que todo lo que hiciste, que a todos aquellos a quienes ayudaste…, me estabas ayudando a mí, por ello te digo:

Esta noche estarás conmigo, en el Paraíso...

Y en aquel momento Artabán, el Cuarto Rey Mago, se fundió con la estrella que había guiado a los tres Magos a Oriente, aquella con la que comenzó esta historia...”

5 de enero de 1.960

Queridos reyes Magos…

"Otra vez aquí, queridos reyes. Ya ha transcurrido todo un año en el que la impaciencia ha llenado mi universo de ilusiones. Ya llegáis… como siempre, durante la noche, y anunciando que ya llega la Noche Buena, la Noche Vieja y al fin y por fin, la noche en que… venís."
Sí, aquella noche había que irse pronto a la cama, lo de dormir era otro cosa, pero claro, era indispensable para que sus majestades descargaran de sus sacos los juguetes que traían. La esperada mañana nacía vigilada por un esplendoroso sol o por una triste lluvia que a veces se convertía en nieve, y por ello, en otro regalo maravilloso para nuestro litoral mediterráneo. Eso sí que era una sorpresa.
Gentil y dulce inocencia que en nuestros brazos dormía, presa del secuestro de nuestros padres. Grandes cómplices y comediantes, sino siempre, por lo menos en aquellos cortos siete días que duraba el peregrinar de tienda en tienda, en busca del regalo deseado, pero adaptado a sus bolsillos. Eran años difíciles, y satisfacer nuestro pequeño mundo de ilusiones representaba hacer milagros con aquellas pocas pesetas, transformadas en espléndidos juguetes que encenderían una llama de alegría en el corazón de aquellos niños -entre los que yo me contaba-y que esperábamos con ansiedad la mágica, por excelencia, noche de Reyes.


5 de Enero de 2.000

Sólo faltan unas horas para que sus Majestades los Magos de Oriente, lleguen de nuevo.

Así que… otra vez aquí, con la angustiada espera, deseando que llegue la mágica noche. Aunque ahora los deseos son diferentes, aunque aún se sigue pidiendo lo que está más de moda, también este año, y que como siempre... es el amor.
No sé cómo estarán de amor, en los almacenes de las fábricas de sus Majestades, pero esperemos que aunque el tema anda algo delicado, puedan satisfacer todas la peticiones. En cualquier caso y como el recuerdo siempre nos alimenta, de nuevo toma forma y vuela, en busca de nuestra infancia, donde la noche de reyes era la ilusión.
Nada es nuevo, todo es cíclico, porque la historia siempre se repite y la madrugada de Reyes de nuevo permite a los abuelos, convertirse entre bambalinas, en los cómplices de ese maravilloso acto mágico.
Mi eterno y nostálgico recuerdo a todos los anónimos Magos del mundo, a todos los papá y mamá, porque como dijo Jesús, siempre que os necesité, estuvisteis ahí...

EL ENFERMO IMAGINARIO -ME DUELE EL ALMA, PERO... DÓNDE HALLARLA? - (Julia Herrera)

Seguro que todos conocemos a alguien que aparentemente siempre está enfermo, y ello es debido a que no se le diagnostica clínicamente ninguna dolencia, sin embargo la enfermedad que él padece radica en su alma. Por ello le llamaremos cariñosamente tal y como hizo Molière, el enfermo imaginario.

Este tipo de enfermo no tiene identidad social determinada, puede encontrarse dentro del entorno familiar o social y ser nuestro padre o nuestro más íntimo amigo.

El objetivo del hombre que genera esta enfermedad emocional es llamar la atención, utilizando para ello la herramienta del sufrimiento. Esta persona observará de forma obsesiva, los comportamientos de su cuerpo interno o externo y siempre encontrarán diferentes molestias que le perturbaran. Visitará al médico pero mientras tanto provocará preocupación en su entorno. Su vida girará envuelta por la pena, la tristeza y la necesidad, esperando recibir la atención que necesita. Este proceso interno del enfermo se creará por el poso de una frustración del pasado que le generó una depresión que quedó oculta y no pudo superar. Sus arterias emocionales se estrangulan constantemente porque un día su alma se inundó de angustia. Un goteo de tristeza enquistará sus órganos a través del tiempo con diferentes dolencias, hasta que en uno de ellos quede impresa una enfermedad real.

Otra forma de alimentar y tejer la tela de araña de su enfermedad emocional llegará de la mano de los medios de comunicación. De ellos recogerá la información de nuevos virus o enfermedades que él sabrá enlazar y cuyos síntomas descubrirá en sí mismo en menos de veinticuatro horas.

El cansancio y el abandono llevarán al lecho terminal a nuestro enfermo emocional, que habrá vivido acompañado de nuestra involuntaria incomprensión. Su objetivo habrá quedado así satisfecho demostrando al mundo que su enfermedad era real.
Cuando se es el compañero de un enfermo imaginario, el hecho de ignorar una vivencia o situación que le conduce a tener ese comportamiento fuera de lo normal, no nos exime para que nuestra curiosidad se manifieste y utilicemos la observación para averiguar y comprender.

Quiero lanzar una invitación a los sufridos pacientes pasivos de nuestro querido enfermo imaginario denominado hipocondríaco: Plantéese porqué esa persona siempre necesita sentirse mal. La impotencia al no encontrar la solución, provoca en ocasiones el desprecio hacia el enfermo diciéndole, por ejemplo, en más de una ocasión: - Siempre estás con lo mismo. Ya te ha dicho el médico que no tienes nada que todo es producto de tus nervios-

Ese menosprecio provocará, que el paciente busque nuevos síntomas que confirmen la llegada de una nueva enfermedad. Los que por supuesto, encontrará.
Es bueno aprenderse a preguntar a uno mismo, y en este caso podríamos cuestionarnos lo siguiente: ¿Nos hemos puesto en algún momento en el pensamiento de ese familiar cuyo objetivo de vida es la enfermedad? ¿Por qué la persona siempre dice que le duele algo? ¿Por qué constantemente se está quejando? ¿Qué es lo que le tiene siempre preocupado? ¿Con qué no está conforme?. Deberíamos reflexionar sobre ello en lugar de quejarnos tanto como él, porque seguro que detrás de la depresión del enfermo, existe algo o alguien que un día clavó en su alma una espada de Damocles de la que no sabe cómo liberarse. Ese continuo sufrimiento no le ha permitido alcanzar la serenidad, al no poder reconstruir su mundo de protecciones. Y cada vez que siente el pellizco de aquel sufrimiento, en su alma se dispara un dispositivo que le obliga a buscar la respuesta en su salud, cuando lo que subyace es un dolor del pasado, que ya tenía que haber cicatrizado. Así, la soledad, el abandono, el cansancio y el abatimiento se convertirán en los compañeros de viaje de su alma herida, por lo que empezará a pedir auxilio a aquellos que ignoran su sufrimiento.

Muchos han sido los debates alrededor de la conocida y consolidada frase El hombre y su circunstancia. Estas palabras guardan entre sí una complicada y profunda relación, que la falta de reflexión permite que queden en la oscuridad.

Las consecuencias que se desencadenan en un momento crucial de la vida, crean en muchas ocasiones importantes cambios en nuestra actitud, que nos incapacitan para profundizar en la causa. Siempre esperamos que el tiempo nos aporte la madurez necesaria para comprender y superar aquellas pruebas que la vida nos exige superar para aprender a evolucionar, pero en ocasiones se precisa de alguien que nos ayude a comprender nuestras vivencias así el mensaje que envía el alma al consciente. Es decir: el remedio está en uno mismo. Si no es así, nos convertiremos en nuestros propios verdugos. Por ello el enfermo para sanar, deberá tomar la decisión de cambiar sus pensamientos y actitudes, sin olvidar que necesita del tiempo adecuado y de un esfuerzo importante para solucionar las situaciones que le llevaron a convertirse en el centro de atención de la vida de los demás, para así sentirse valorado y recompensado. Pero, ¿por quién?

Cada vida es un mundo y cada persona un universo, y el hombre precisará para evolucionar, sentirse protegido por los puntales de su existencia, que estarán constituidos por aquellos seres que le aman, le protegen y le respetan, consolidando de esta manera los fundamentos de su ser y de su existencia.

LA MENTE, EL ALMA... LA INTELIGENCIA. EL MUNDO PSIQUICO - (Julia Herrra)

Dirijo este escrito a quienes viven en silencio repetidas experiencias calificadas de paranormales y que en ocasiones no comprenden qué tipo de fenómenos agitan su mente y su espíritu, originando ellos mismos el mutismo de sus vivencias.

Desde el principio de los tiempos seres vivos y etnias tienen su común y particular lenguaje porque todo en el universo es vida, y su manifestación es infinita.

El hombre es el animal racional por excelencia, y su inteligencia le permite adaptarse al medio y a diferentes formas de expresión. Los gestos concedían un lenguaje mimético y las voces arrancaban la expresión oral, lo que se convertiría en palabra y daría paso al lenguaje.

Supo leer en la naturaleza y comprender que la roja pasión en las nubes anunciaba el azote del viento o la descarga de sus aguas. Aprendió a oler la tierra caliente, o el salitre del mar mientras cabalgaba en el aire y comprender de dónde venía o a dónde iba mientras limpiaba el espacio que dejaba al descubierto el aura de la luna, la que se escondía tras las nubes, mientras les explicaba cómo turba las serenas aguas del mar.

Utilizó las rocas donde dibujó sus vivencias plasmando la felicidad de sus bodas, la sangre de sus batallas o la tristeza de la muerte. Usó la arena a modo de papel, la que en el entorno ocultista, usaban los iniciados para transferir sus símbolos. Después utilizó los pergaminos estableciendo el grafismo, lo que más tarde hizo sobre el papel quedando establecida la escritura, sistema de comunicación universal. Al igual que ideó códigos y diferentes tipos de señales que más tarde universalizó.

Construyó objetos para crear música como los tambores que mediante su percusión anunciaba sus ceremonias. Trompetas, las que lanzaban cánticos de alabanza o de victoria. Usó animales como la paloma que de forma natural vestía su traje de mensajera surcando los cielos para traspasar información. Todo en el universo tiene un mensaje esotérico y trascendente, todo es comunicación.

Pero regresemos al hombre, el animal racional por excelencia, a quien el arte de su inteligencia le permite evolucionar a partir de la comunicación con exterior y con su interior.

El ser humano cuanto más sensible y libre siente su mundo emocional, mejor asimila la información que recibe del exterior, lo que le facilita el intercambio de pensamientos con otros que tengan su campo intuitivo desarrollado, lo que podrá hacer de forma espontánea o directa, mediante su mundo de percepciones.

La evolución creó la cultura y ésta el desarrollo, lo que confluyó en prosperidad y el artífice de este fenómeno es la inteligencia del hombre con la que da forma a su poder. Utiliza todas las herramientas que la vida le pone a su alcance para alcanzar sus logros y engrandecer su jerarquía. Pero también provoca severas mutilaciones a la evolución de su personalidad y la más importante radica en la involución de sus principios y la pérdida de su autoestima como consecuencia del miedo, lo que favorece la manipulación de sus más profundos sentimientos y con ello una débil voluntad.

El hombre con su sabiduría natural y su poderoso abanico de facetas acomoda aquellas estrategias que pueden resolver sus incógnitas y enfrentarse a los obstáculos que la vida le presenta incluso los que él mismo se crea, como puede ser su psiquismo. La mediumnidad es, uno de sus aspectos personales, a través de ella contacta con otras frecuencias ya sean internas o externas aunque un gran sector de la sociedad la considera como una enfermedad mental.

La recepción de diferentes informaciones puede provocar alteraciones en el comportamiento sino se desarrollan correctamente. La falta de información y la ausencia de confianza con su entorno personal, provoca que en el transcurso del tiempo el sujeto no se comporte como realmente es, simulando su verdadera personalidad.

Cuesta muy poco tachar de loco o iluso, a un intuitivo en evolución llevándolo al psiquiatra para que le facilite un tratamiento que le cure de esa locura que sólo molesta a la familia o a la sociedad. Privar al psíquico de información o no ayudarle a conseguirla implica agresión emocional y falta de respeto, ya que su personalidad destaca por tener una rica vida interior -salvo excepciones en las que sí, se trate de un enfermo - . Por ello, la sociedad debe concienciarse de ambas situaciones teniendo un máximo de información que permita saber cómo diferenciar y proceder en cada caso. La intuición dignamente educada facilita al individuo el desarrollo de múltiples habilidades personales, así como la potenciación de su inteligencia y su personalidad.

La falta de información puede crear al intuitivo una vida oscura, triste y muy diferente de la que pudiera ser, si nadie le confirma que esas vivencias forman parte de una faceta personal en evolución.

Si teme ser incomprendido, en ocasiones le costará expresar lo que sucede en su interior más aun sino lo comprende, y no sabe darle una lógica explicación, la confusión no le permitirá asimilar la información que brota de su interior pudiendo creer que su mente se desequilibra

Puede caer en una importante depresión de la que le cueste liberarse, al quedar unida a sus proyecciones mentales su confusión emocional, aparentando un extraño comportamiento o enferma personalidad, la que equilibrará en cuanto comprenda su crecimiento interior. Sin embargo y en ocasiones la desesperación unida al nuevo torrente informativo, puede crear paquetes energéticos estimulando fenómenos tales como la caída de objetos, ruidos extraños o alteración en aparatos eléctricos que serán la respuesta de esa energía no canalizada y que impactará sobre objetos conductores.

Suele suceder que el abuso de autoridad de los padres o el exceso de poder que pueda exhibir alguien del entorno, ante un intuitivo con débil voluntad, provoque una fuerte influencia sobre lo que está bien o está mal, bajo unos muy personales criterios. Será entonces cuando el intuitivo se sentirá rechazado.

Sin embargo si nos remontamos al pasado, cuanto más poder tenía el hombre más rodeado de profetas y magos estaba para tener más seguridad en el momento de enmarcar sus éxitos. Hoy sigue siendo igual, gran parte de la sociedad busca información aunque de forma oculta para tener diferentes guías en el momento de tomar decisiones. Pero hoy ya sabemos que esa facultad profética es patrimonio natural del hombre.

El beneficio de la duda siempre es un acto de inteligencia y de humildad, virtudes que el hombre posee por lo que sería bueno iniciar el camino de esa concesión y mas cuando nadie está exento de que cualquier día su intuición aflore. La irracional crítica y descalificación de ciertos fenómenos mentales indica falta de cultura o rigidez de criterio, lo que impide el paso a nuevos conocimientos o estructuras, estén o no compartidos

Cuando el intuitivo sabe que no se acepta su intuición, puede sentirse vigilado y juzgado. Mas aun si quiere liberar información que puede ser importante para él o para el entorno, la silenciará lo que atormentará su existencia. Lo que hará para que no se falte a su respeto.

No se puede privar al hombre de su libre albedrío por capricho o por interés personal porque se le priva de su genuina libertad de expresión, imprescindible para liberar la angustia que puede sentir o la necesidad vital de expresar sus experiencias. Es una amputación al mundo de las emociones. Es preciso romper las cadenas mentales que la represión en ciertos sectores de la sociedad impone.

Cuando la confusión nace del producto de un movimiento mental que se puede convertir en uno de los protagonistas de nuestra vida, puede surgir el miedo a la opinión ajena si el hombre no tiene confianza en sí mismo, lo que provocara que secretamente se altere su equilibrio interior.

El ser humano no debe permitir que la crítica social, desestabilice su alma


EL LIBRE ALBEDRIO - (Julia Herrera)

Mí querido desconocido…

De nuevo ante ti, intentando hacerte un poco de compañía, en estos momentos de soledad,

donde el silencio es más silencio, donde sólo estamo stú y  yo.
Sé que me atiendes y con eso, tengo suficiente más si mis pensamientos sirven para 
acompañarte o si te atreves a ayudar a otros con… este mensaje.

¿Sabes todo lo que puedes conseguir con la voluntad... lo recuerdas? Llegar a Babilonia en un 
haz de luz.

¿Recuerdas lo maravillosamente que te puedes sentir, a pesar de todo lo que te este 
ocurriendo, sino te olvidas… de dormir?

¿Quién? no se ha sentido tan feliz, que no lo haya podido soportar…!

¿Quién? después de ese sentimiento, no ha visto las estrellas tan cerca, tan sumamente cerca que haya estado a punto de tenerlas en la 
palma de sus manos.
¿Recuerdas...? segunda estrella a la derecha, te conduce… directo al amanecer. Allí está, el maravilloso Peter Pan y el país de... nunca 
jamás. Donde la libertad de escoger se consigue al recordar un instante de felicidad, recuerda… , piensa en algo alegre
y podrás… volar!

¿ Te has olvidado de que vida está llena de momentos felices?. ¿ Es posible que en estos momentos te 

sientas tan abrumado que no puedas recordar tan sólo uno. O quizá nunca fuiste libre para escoger, lo que tu realmente querías?

Bien entonces… ¿a qué esperas?, llegó el momento!, déjate llevar por esa pequeña y espléndida luz que llega del país de nunca jamás. Es
Campanilla, la recuerdas? aquella minúscula hada que liberó de sus cadenas a Peter Pan. ¿Por qué...? no te conviertes 
en tu propia hada y te atreves a ser feliz.
Despliega tus alas, abre tu corazón, mira a tu alrededor y ¡vuela, vuela!!
Observa, observa atentamente, ¿has visto cuánta vida hay a tu alrededor?, es maravilloso poder ser uno mismo y sobre todo, ¡ser feliz! 
No permitas que nadie maneje tu mente, recuerda... El libre albedrío

¿Has visto?, te está aclamando es, tu vida!! …Piénsalo¡ Estás radiante, por estrenar!!, lo que ocurre es que no 
te atreves. Piensas..., 

piensas que no vas a saber, ¿verdad?. Pero… a saber, ¿qué? ¿Ser libre?!.¡
Ah!, que… estás solo y no te atreves. Que tienes, miedo.
Que siempre, alguien te llevo de la mano: - Ya !.

Y quién? no se ha sentido, solo, alguna vez.
¡Ah que... nunca fuiste libre para poder elegir...
Y, qué me cuentas de tu fuerza, tu energía, tu pasión, tus ilusiones, tu futuro. Archiva tu pasado, reencuéntrate contigo mismo y… 
¡¡ Vive, y sé feliz !!.
Que te has quedado ¿sin nada?¡
Ya !
Y… cuéntame, ¿qué tenías?

Por qué no te pones tu traje de Peter Pan y recuerdas aquel momento, aquel minúsculo momento del que has de 
hacer el esfuerzo para 

recordar, pero que te dio tanta vida. Aquel momento en el que fuiste tan feliz y te lanzas a la aventura de ser 
casi..., constantemente feliz!!.
Recuerdas? es cuestión de liberarte de aquellas cadenas que un día te dejaste poner y ni siquiera sabes el lugar, ni el por qué, ni para qué, 
ni quién…?
Ah! que, no querías herir a nadie. Que te daba miedo, que no sabias, que no entendías, que no te entendían...
No te engañes más. Tu voluntad estaba oculta en tu interior. Y tu poder…, tu poder estaba tan asustadito como un conejillo. Ah!, que no 
es conejo, que es águila.
Mmm… bien entonces ¿a qué esperas? echa el vuelo y cual águila imperial conquista el Cielo, la Tierra y sé tu mismo

Mi querido desconocido, el mensaje está escrito en tu alma, nunca dejes de escucharla. Recuerda... 

Sé tú mismo, eres único e irrepetible. Aunque tú, no te lo creas..

Se te dio un tiempo para vivir, al que llamas vida. Tú verás ¿cómo? lo administras...