SANGRE Y ARENA



Suenan…

Sí.
Son las notas de una guitarra española.

Recuerdo mi viaje,
aquel viaje, en el tren del Al-Ándalus

Soñar…!!

Soñaba que era un gitano.

Calzaba,
botines de charol negro,
brillaban…,
como los dorados clarines que anuncian
el primer tercio de la corrida.

Mi compañera de baile en la arena…?
La soledad!

Bailaba en el centro de la plaza
y cada golpe de tacón
era como el corte que infringe la pata del astado sobre la arena,
antes de que el acero haya iniciado su sacrificio
y las luces del traje, le ciegan,
por el espejo del Sol
anunciando la embestida.

Mientras el aire 
en abanico de arena,
escupe.
Tierra y fuego.

Soñaba…
Solo.
Pero soñaba.

Tú, mientras…,
pintabas, el horizonte
en un abanico de color.

No hay comentarios:

Publicar un comentario